• Esther Riveroll

Metodologías Ágiles: El Camino Hacia El Éxito En Tiempos Disruptivos


Sin duda, cumplir con la demanda del cliente es un factor que le permitirá a las compañías ir un paso adelante en la realidad posCOVID-19; en palabras de Marc Benioff, CEO de Salesforce, “cada transformación digital comenzará y terminará con el cliente”.


Ante este escenario, las metodologías ágiles, son más que herramientas de gestión de software empresarial para que las compañías puedan generar proyectos y responder de manera rápida, eficiente y flexible a la demanda del mercado.


Al inicio de la pandemia en América Latina y con las disposiciones gubernamentales de confinamiento, muchas empresas empezaron a laborar vía remota sin contar con un plan de trabajo definido, sin metodologías establecidas y mucho menos con sistemas de gestión empresarial. En la nueva normalidad, las compañías enfrentan el reto de cambiar sus estrategias e implementar métodos enfocados hacia la administración de su negocio, talento humano y tecnología.


En este contexto, las metodologías ágiles, entre las que destacan Scrum, Kanban y Agile, están más vigentes que nunca para adecuarse a la digitalización y al manejo de herramientas tecnológicas que son tendencia a nivel mundial:


  1. Scrum está fundamentada en crear y otorgar valor rápidamente, basada en la repetición de los procesos con el objetivo de conseguir las metas trazadas, es decir, en la realización de tareas y cierre de sprints de manera semanal, con el propósito de analizar los avances y resultados obtenidos para proseguir al siguiente.


Corporativos como Amazon, Google y Yahoo! utilizan Scrum, así como otras empresas de los sectores de la banca, sanidad y salud, desarrollo de software, tecnologías de la información, educación y gobierno.


  1. Kanban no obedece a una línea determinada de tiempo, ya que se valida de manera frecuente para avanzar hacia el paso siguiente. En ese sentido, la reunión se puede realizar en el momento en que se desee mostrar cómo van los avances del proyecto. Además, está basada en el desarrollo, entrega y mejora continua, en el que se abordan tareas de forma fluida y simultánea, además de ser concebida como herramienta clave para la gestión de proyectos complejos en donde se identifiquen cuellos de botellas.


  1. Agile la utilizan las empresas para la definición de objetivos generales para clarificar el tipo de cliente objetivo, propuestas de valor añadido, formas de venta, entre otras cuestiones. Esta metodología se lleva a cabo a través de pequeñas reuniones entre los socios y el equipo de trabajo en las que las participaciones no rebasan los cinco minutos y es utilizada por cadenas de moda como Zara, así como grandes tecnológicas -Apple, Facebook, PayPal-


Sin duda, el beneficio más importante es el ahorro de tiempo y costos para quien emprende este tipo de proyectos basados en metodologías ágiles, ya que la rapidez con la que se trabaja permite cumplir con presupuesto y fechas de entrega.


De acuerdo con el informe del Project Management Institute (PMI) Pulse of the Profession 2020 “Ahead of the Curve: Forging a Future-Focused Culture”, en promedio el 11.4% de la inversión en las organizaciones se desperdicia debido a un desempeño deficiente de proyectos, además de presentar un 67% más de fracasos.


Ante este escenario, una empresa sobrevivirá en la medida que busque herramientas innovadoras y gestione de manera eficiente sus proyectos. Como dicen los expertos: si quieres obtener nuevos resultados, deberás de cambiar la forma en cómo haces las cosas. Y tú, ¿ya aplicas metodologías ágiles en tu empresa?


Esther Riveroll, Fundadora y Directora General de Alldatum Business.

13 vistas0 comentarios