• Esther Riveroll

Del Papel A La Transformación Digital De La Banca Y Medios De Pago


Hace unos días, llamó mi atención una nota que informaba sobre el inicio de una nueva era de pagos y detallaba el lanzamiento de la plataforma de Cobros Digitales (CoDi) administrada por el Banco de México que permitirá a las personas realizar diversas transacciones a través de sus dispositivos móviles.


Sólo entonces analice el tema y me surgieron muchas preguntas. ¿Cuándo quedo atrás asistir a una tienda, observar, elegir un producto y pagar con billetes o monedas? ¿Cuándo fue la última vez que acudí a un banco para realizar algún depósito? En la actualidad no me preocupo por el pago de servicios, la hora en que cierra un banco, la ubicación de una sucursal, etc.


Todo esto es gracias a la evolución de la llamada “bancarización” que incluye tarjetas de débito y crédito, banca electrónica, banca móvil y distintos medios de pago electrónicos como PayPal o Mercado Pago.

De acuerdo con el Informe de Tendencias en Medios de Pago de la consultora Minsait, en la actualidad Dinamarca y Suecia son los países en donde hay una notable reducción de pago con efectivo, mientras que para el 2030 se espera que Estocolmo sea convierta en la primera ciudad que deje de utilizar efectivo gracias al avance de la tecnología.


Dicho escenario no es lejano para nosotros, pues expertos declaran que Latinoamérica poco a poco se está sumando a dicha tendencia, o al menos se espera la reducción de pagos en efectivo y el aumento de las operaciones de pago con tarjetas, tanto de débito, como de crédito en la región, pues tan sólo en un año Chile incrementó el uso del plástico en 20.4%, México en 14.7% y Brasil un 12.8 por ciento.


Por otra parte, la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI), mencionó que Costa Rica desde hace un par de años ha hecho una apuesta importante en materia de inclusión financiera que focalizada en pagos electrónicos con el objetivo de garantizar que toda la población tenga una cuenta asociada a una tarjeta de débito. Además, el gobierno tiene un plan para eliminar el efectivo en cualquier transacción que se hace desde la administración pública (transferencias y pagos de subsidios).


Ante este escenario y tomando en cuenta que el manejo de métodos de pago digitales es más práctico y seguro para las personas, es factible que su adopción sea mejor recibida por los consumidores; por lo que las instancias deben encontrar la manera de hacer que dichas tecnologías sean asequibles. Hasta entonces se producirá un cambio radical en nuestro estilo de vida, pero ¿cuáles son las tendencias que hay en el mercado? Analicemos algunas de ellas:


Uso de códigos QR. - Utilizar un cuadrado con una serie de espacios en blanco y negro para realizar un pago podría sonar increíble, pero con la evolución tecnológica el uso de códigos QR se ha convertido en un método de pago rápido y seguro que nos ayuda a efectuar compras sin necesidad de utilizar efectivo o contar con tarjetas de crédito o débito. Para los próximos cinco años Juniper Research prevé que su uso como medio de pago aumente 300%, con lo que el mercado de los códigos QR podría superar los 5,000 millones de dólares a nivel mundial para 2022.


Pago a través de NFC. - La interacción a través de sistemas de comunicación de campo cercano, mejor conocidas como como Near Field Communication (NFC por sus siglas en inglés), permite la conexión inalámbrica de dispositivos de corto alcance y alta frecuencia para realizar pagos presenciales sin contacto. Actualmente podemos observar que algunos bancos y grandes organizaciones ya han implementado este método en sus modelos de negocio, pero las formas más habituales de encontrarlo, es en el uso de transportes públicos, cadenas de comida o tiendas de libros y revistas.


Autenticación a través de biometría. - En Latinoamérica existen diversas empresas que ya hacen uso de sistemas de Inteligencia Artificial aplicados en el reconocimiento biométrico. Dependiendo del uso que se dé a esta tecnología, y la seguridad que se desee alcanzar, existe el reconocimiento a través de huellas dactilares, escaneo facial, reconocimiento de iris o voz, e incluso hay algunos dispositivos que logran identifican el pulso de sus usuarios, facilitando así su autenticación.

Conversational banking. - De acuerdo con Accenture, actualmente 64% de las personas prefieren enviar mensajes o correos para contactar con una marca. Dicha preferencia ha llevado a las entidades financieras a diversificar sus sistemas de atención a clientes, surgiendo así el Conversational Baking, que permite a los usuarios de la banca, administración de sus transacciones y datos utilizando solamente su voz o un texto, ya sea para revisar sus ingresos, gastos o realizar transferencias de manera digital.


Además, existen soluciones financieras que permiten realizar pagos vía correo electrónico, chat o redes sociales como WhatsApp y Facebook Messenger. Sin duda la baraja de opciones es amplia.


Si bien aún falta mucho por explotar en el uso de la tecnología aplicada a sistemas de pago y bancarización, ya se ha abierto la primera ventana que ofrece una gran oportunidad para innovar; y como dijera Moliere: las cosas no valen, sino que se les hace valer, por lo que el éxito de las nuevas tendencias dependerá solamente de que tan accesibles sean y del grado en que faciliten la vida de las personas en Centroamérica y el mundo.


Esther Riveroll, Fundadora y Directora General de Alldatum Business

1 vista0 comentarios